Global Yoga Congress Barcelona 2021

10, 11 y 12 de Septiembre

El Global Yoga Congress nació del deseo de hacer que el yoga llegue al máximo número de personas posible. Por eso, queremos acompañarte en tu camino.

El Global Yoga Congress Barcelona reúne a grandes maestros de yoga de renombre internacional en un evento único e inspirador. Clases de yoga, conciertos, charlas, meditaciones y otras actividades te sumergirán en un universo de bienestar y te permitirán descubrir nuevas vías de crecimiento.

Una atmósfera de paz y respeto donde poder aprender y conectar con profesores de diferentes linajes, que convivirán en una única ubicación con diferentes espacios. Un gran evento de yoga adaptado a todos los niveles, donde podrás seleccionar las sesiones que más te motiven y descubrir nuevos estilos y maestros.

Tanto si llevas años practicando como si estás empezando, tanto si fluyes con la Vinyasa como si te sientas a meditar… queremos ofrecerte el tiempo, el espacio y las condiciones perfectas para que puedas conectar con tu práctica, probar nuevos caminos, descubrir grandes maestros, escuchar, cantar, compartir… y crecer.

COMPRAR ENTRADAVER PROGRAMA

Yoga

Ofrecemos estilos de yoga para todos, para que puedas practicar los estilos que más se adaptan a tí y descubrir nuevos acercamientos al yoga que puedan abrirte nuevos horizontes. ¡Podrás sorprenderte practicando algún estilo que jamás habías pensado para tí!


Filosofía del Yoga

Contaremos con maestros tan sabios como cercanos que te mostrarán una pincelada de todo lo que hay más allá de la esterilla: el yoga de la vida, como integrarlo en tu día día, de donde viene… y muchas más cosas interesantísimas.



Estilos

Ashtanga, fortaleza y constancia
Dharma, apertura de corazón
Hatha Raja, conexión cuerpo-mente
Sivananda, recargar energía
Iyengar, alineación y rectitud
Vinyasa, encontrar tu propia fluidez
Kundalini, elevación de la consciencia
Jivamukti, realización mediante asana
Acro Yoga, equilibrio y confianza



Música

Los conciertos y la práctica de Kirtan, el antiguo canto de mantras en sánscrito en formato “llamada-respuesta”, nos ofrecerán un espacio para poder acallar la mente y conducirnos a nuestro centro más íntimo del Ser desde el que evocar el canto individual y colectivo. Toda una experiencia digna de compartir con tus seres más queridos.


Tiempo libre

Podrás descansar en los espacios que estarán habilitados para ellos, visitar nuestra zona de shopping con stands de diferentes productos (ropa, cuidado personal, higiene, terapia, etc.), comer saludable en el espacio de foodtracks y disfrutar de un zumo o una infusión a cualquir hora del día.


¿Para quién?

¡Para todos!



Principiantes

Es un espacio ideal para introducirte en el Yoga, con clases introductorias, talleres y prácticas de nivel 1. Será la mejor forma de empezar a practicar.
Nuestros profesores estarán encantados de acompañarte y la clasificación por niveles de las clases te ayudará a disñear tu programa.



Practicantes intermedios y avanzados

Este evento es el paraíso para quien ya tiene su práctica establecida.
Imagina, en un mismo espacio, tantos maestros de los que siempre has soñado aprender, compatir con tu Shanga días completos de unión… y si tienes una escuela o sois un grupo grande que se desplaza junto puedes consultarnos para precios especiales.



Familias

Puedes aprovechar estos días para una experiencia enriquecedora para toda la familia, tu pareja o tus hijos. Hemos preparado sesiones de yoga para niños y para la familia, así espacios para simplemente disfrutar de un zumo, una comida y estar al aire libre.


Yoga para todos, una experiencia personal

13 junio, 2018 405
yoga-para-todos.jpg

Todos tenemos un motivo determinado que nos empuja un buen día a probar el yoga. En ocasiones resulta de lo más banal y el salto definitivo puede depender incluso más de la insistencia de un amigo o de una pareja que de nosotros mismos. Pero, en definitiva, cualquier persona que se aproxima a la práctica del yoga lo hace para cambiar algo, para crecer, para aprender y para mejorar; y ahí es donde se da el primer paso de un camino para toda la vida.

Un alumno de YogaOne nos explicaba hace unos días cómo empezó su relación con el yoga:

Yo no inicié mi camino en el yoga hasta que no tuve un verdadero motivo para hacerlo. Hace unos seis años fui por primera vez a un par de clases abiertas sencillamente “para probar”. Y simplemente salí de allí somnoliento, aburrido y con sensación de rechazo hacia todo lo que me parecía hippy.

Pero dos años más tarde el yoga se volvió a cruzar conmigo. En aquel momento, practicaba casi a diario todo tipo de deportes de montaña: trail running y escalada indoor cuando estaba en Barcelona y más trail, escalada, alpinismo y esquí los fines de semana. Gozaba de un gran estado de forma, pero mis piernas y mi espalda casi siempre estaban sobrecargadas y contracturadas. Así que me dije que “eso del yoga” igual me ayudaría a estirar y a aliviar un poco mi maltrecho cuerpo mientras seguía entrenando. Era una razón tremendamente superficial, pero era una razón. Era mi motivo para cambiar algo. Y funcionó.

Y lo hizo a un nivel mucho más profundo de lo que nunca me hubiese imaginado. Empecé muy despacio, ya que estuve muchos meses asistiendo a clases solo una vez a la semana en el DiR. Eran prácticas de hatha yoga, con un profesor excelente que transmitía una paz que yo no recordaba haber visto nunca. Era de aquellas personas que te recargan, con las que podrías pasar días enteros.

La magia llegó cuando, poco a poco, aquellos jueves por la tarde se fueron convirtiendo en un momento sagrado para mí que no quería perderme bajo ningún concepto. Pero más allá de la calidad del profesor y del alivio que empezaron a disfrutar mis saturados músculos gracias al trabajo de asanas, aquel ratito de la semana se reveló como un tiempo dedicado única y exclusivamente a estar conmigo, a respirar, a conectar con mi cuerpo, a escucharlo, a ser cada postura y sentir todos sus efectos y a estar presente aquí y ahora. Excluyendo absolutamente todo lo demás.

Este estado de yoga fue una experiencia tan nueva para él y supuso una conexión tan potente y profunda que, día a día, pudo empezar a llevarlo a muchas más facetas y situaciones de la vida cotidiana. Los jueves entrenaba en conciencia, se recargaba, y hasta la siguiente clase intentaba jugar con esa energía para mantenerse presente el mayor tiempo posible.

Con los años, su dedicación a la práctica, su nivel de estudio, sus motivos y sus ganas de explorar han evolucionado mucho. Pero el yoga siempre se ha mantenido a su lado. Porque el yoga te recuerda todos los días que estás inmerso en un camino de crecimiento que nunca abandonarás.


405 comments

Comments are closed.