Global Yoga Congress Bilbao – 3 días


Entrada válida para el Global Yoga Congress Bilbao los 3 días (28, 29 y 30 de junio de 2019).


Comprar entrada

Hasta
12 de Abril

160€

Hasta
6 de Mayo

180€

Hasta
7 Junio

210€

Hasta
28 Junio

240€

Global Yoga Congress Bilbao – 2 días


Entrada válida para 2 días del Global Yoga Congress Bilbao (sábado y domingo).

PLAZAS LIMITADAS


Comprar entrada

Hasta
6 de Abril

128€

Hasta
7 de Mayo

144€

Hasta
7 de Junio

168€

Hasta
28 de Junio

192€

Global Yoga Congress Bilbao – 1 día


Entrada válida para 1 día del Global Yoga Congress Bilbao.


Comprar entrada

Viernes

60€

Sábado

120€

Domingo

90€


Pack grupo 3 días

4 personas

480€


Comprar entrada


Pack grupo 2 días

4 personas

400€


Comprar entrada

¿Cuáles son los beneficios mentales del yoga?

2 julio, 2018
beneficios-mentales-yoga.jpg

Tras revisar las numerosos beneficios que el yoga tiene sobre nuestro organismo a nivel físico, nos planteamos resumir las ventajas que la práctica habitual suele implicar a nivel mental. A continuación repasamos algunos de los beneficios generalmente consensuados entre la comunidad científica.

Aumenta la sensación de felicidad y de motivación

Tal como ocurre con otras actividades físicas, la ciencia ha demostrado que el yoga contribuye a liberar endorfinas, hormonas que producen que nos sintamos mejor. En este sentido, algunas investigaciones han comprobado que la práctica regular del yoga ayuda a pacientes con depresión clínica a disminuir significativamente sus episodios de ansiedad y depresión.

Cuando practicamos yoga, se produce un aumento de la dopamina y la oxitocina, sustancias directamente implicadas en nuestra sensación de felicidad, lo que nos ayuda a sentirnos más relajados y preparados para gestionar mejor cualquier situación estresante que se nos presente.

Mejora la concentración

La sincronización de asanas con la respiración y los ejercicios de pranayama y meditación contribuyen a incrementar la capacidad de concentración y agilidad mental, según estudios basados en la ejecución de desafíos mentales después de la práctica del yoga.

Reduce el estrés

Comentado ya en el post dedicado a los beneficios físicos, vale la pena incidir en la íntima relación que existe entre la práctica del yoga y la disminución de cortisol en nuestro cerebro, hormona ligada al estrés y a los estados de nervios. Incluso después de una sola sesión de yoga, se han llegado a tomar muestras que demuestran una reducción de los niveles de cortisol.

Incrementa la memoria y la capacidad de aprendizaje

Algunas investigaciones defienden que después de una práctica mantenida durante meses aumenta la densidad de la materia gris en el hipocampo del cerebro, un tejido asociado con la función del procesamiento de la información, es decir, con la función del razonamiento.

En opinión de los investigadores, la densidad de esta parte de la mente lleva a aumentar nuestra conciencia y a mejorar tanto la memoria como la capacidad de aprendizaje.

Nos empuja a ser más conscientes

Este es seguramente el beneficio decisivo y más importante de la práctica del yoga y que convierte a esta disciplina en una ciencia de vida que va mucho más allá de una actividad física. Ciertamente, muchos centros venden el yoga como un producto de consumo que nos va a dar atributos de los que carecemos para ser más felices: salud, fuerza, flexibilidad, equilibrio, atractivo físico, fama, invulnerabilidad, eficiencia, seguridad y un largo etcétera.

Sin embargo, y aunque es verdad que el yoga proporciona o hace despertar muchas virtudes nuevas, nosotros preferimos centrarnos en un enfoque que mira hacia el autoconocimiento, hacia la conexión con uno mismo y, finalmente, hacia la aceptación de la vida tal como es.

Así, también puedes ver el yoga como una práctica que te quitará o que te hará descubrir muchas cosas por ti mismo. Por ejemplo, te puede ayudar a descubrir que quizás nunca has mirado realmente hacia tu interior y que quizás no te gusta lo que ves la primera vez, que te esfuerzas por conseguir cosas que quizás nunca te has planteado si las necesitas, que hay preguntas que te aterra plantearte, que quizás eres mucho más vulnerable de lo que querrías, que tienes puntos débiles que no paras de esconder sin que sea necesario, que la compasión es la única forma de amor verdadero que hay o que puedes encontrar la plenitud absoluta en el simple hecho de existir.